jueves, 5 de julio de 2012

La trasendencia en Goro


En este trabajo interpretaré el deseo de descendencia que sin duda alguna manifiesta Goro en la novela Renacimiento, con la búsqueda de trascender  y de procreación de la que nos habla El banquete de Platón. Para ser más exacta usaré el discurso de Diotima dado por Sócrates.

El banquete es un diálogo platónico compuesto para 380 a.C. esta obra habla sobre el amor, hay una parte en que los discursos dejan de hablar sobre los beneficios para concentrarse en el instinto del amor. Lo que nos concierne para este análisis, es el deseo de trascendencia del que Diotima habla, ya sea físico o espiritual “dar nacimiento a la belleza”, expone a lo largo de él que somos llevados por un impulso de  procreación y que ésta es la única forma de trascender en el mundo de un cuerpo mortal, y de este modo se crea de alguna forma su propia inmortalidad remplazando un ser viejo por uno nuevo, el punto es que hay diferentes formas de trascender, no sólo con el cuerpo sino con las ideas o creaciones y al igual hay otras formas de inmortalidad, ya sea por las buenas acciones realizadas y no olvidadas por los demás, por ideas innovadoras o por nuestro trabajo artístico.

“sabes la idea de creación (poíesis) es algo múltiple, pues en realidad toda causa que haga pasar cualquier del no ser al ser es creación, de suerte que tambiénlos trabajos realizados en todas las artes son creaciones y los artífices de éstas son todos creadores (poietaí).”[1]
Por ejemplo algunos artistas usan sus creaciones como forma de descendencia y es en este punto donde Goro se liga a esta idea.

Goro no tubo hijos, ni una compañera que estuviese con él toda su vida, sus parejas eran intermitentes y poco duraderas, sin embargo fue conciso y responsable con su vida de artista, dirigiendo cine.  Fue conocido en diferentes países y tenía proyectos en Alemania para innovar en la historia del cine allá, tenía ideas nuevas y arriesgadas para la exploración de diferentes géneros, por eso también era invitado a dar clases en algunas universidades. Para centrarnos en el tema de la manifestación de su deseo de descendencia podemos decir que tenía todo su trabajo artístico que era reconocido mundialmente, sin embargo esto no fue suficiente para él ya que planeó su muerte, se suicidó, escogió el día, la hora y pensó en la mejor forma de ser recordado por las personas que le importaban.

El uso de los cassettes fue planeado por Goro en vida, para que Kogito aprendiera a usarlos después de su suicidio, era un juego que consistía en que Goro dejaba grabaciones a cerca de diferentes temas, trabajo, libros, opiniones de su vida, este medio fue tan importante que mediante él  Kogito se entera del suicidio de Goro, pero en el momento no sabe interpretarlo así:

 “Eso es lo que hay, me voy al otro lado” sonó el ruido de algo pesado al caer al suelo. Hubo una pausa y Goro prosiguió. “aunque eso no quiere decir que se vaya a interrumpir la comunicación entre nosotros: para esto precisamente he puesto en marcha el sistema del tagame. Pero te dejo, que a ese lado ya será tarde. ¡Buenas noches!”[2]
Sólo fue hasta el siguiente día que Kogito lo confirmó gracias a su esposa.

Aunque fueron diferentes teorías las que salieron, no se llegó a una conclusión de por qué murió, ya que mediante las grabaciones sólo les dejaba la sensación a sus familiares de haberlo podido ayudar, sin embargo no queda claro si esa fue realmente la intención de Goro. Otra idea que tubo Kogito fue que se suicidó por estar ebrio, sin embargo, aunque sí lo estaba, Goro dejó todo este sistema montado y planes para desarrollar sin él, esto lo hizo siendo consciente de sus acciones, además en los history boards de la película aparecía un retrato suyo cayendo por los aires con el tagame en la mano, por eso se puede descartar la idea de que lo hizo sólo por estar ebrio.    

Las mujeres de la novela tienen en la cabeza la idea de crear nuevamente a Goro por medio de sus hijos, sin embargo él no fue quien se encargó de desarrollárselas, en el caso de Ura fue por un artículo que leyó de Kogito y en el caso de Chikachi fue la sensación de haber perdido a su hermano y su deseo de encontrarlo nuevamente.

Sin embargo hay otro tema en el que Goro también deja en grabación y papel los planes para realizar y es en la producción de la película, es una idea que renovaría la historia del cine alemán según la mujer  que localiza a Kogito en Alemania, Goro ya le había pedido ceder los derechos de un texto suyo para la grabación de una película junto con un grupo de estudiantes, la idea es que tenga una duración de 10 horas para que el espectador no tenga que repetirla diferentes veces para capturar todos los detalles, Goro deja los history boards y los guiones escritos, se basaría en una experiencia con una banda Yakusa que tuvieron ambos en su juventud.

Para concluir Kogito fue amigo de Goro durante toda su vida, siempre estuvo ligado a él, se contaban la vida y compartían opiniones constantes de sus carreras, más tarde hicieron parte de la misma familia, Kogito se casó con su hermana y tuvieron un hijo.  Probablemente Kogito fue la persona más importante en la vida de Goro, además fue él el escogido para continuar la conversación con Goro después de la muerte, fue a él a quien decidió dejar instrucciones, por quien planeó el uso de los cassettes en vida para continuar con su diálogo después de su muerto, además fue a quien encargó para investigar y llegar a una conclusión de su suicidio, Goro además confió en él para continuar su trabajo creativo en el mundo y  terminar la película que iba a ser basada en uno de sus artículos.


[1][1] PLATON, El banquete, también puede verse en  http://www.edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/P/Platon%20-%20El%20Banquete.pdf (citado el día1 de Julio de 2012)
[2] OÉ, Kenzaburo, “Prefacio: Las reglas del tagame” en Renacimiento. Traductor TAKAGI, Kayoko. Editorial Seix Barral, España primera edición Noviembre 2009.

1 comentario:

  1. Nathalia, llegué a tu blog buscando una información precisa acerca de Kenzaburo. Ojalá puedas ayudarme. Es sabido que a Kenzaburo no le es de mucho agrado la literatura ni de Banana ni de Murakami. Pero me llegó el dato de que hay una entrevista de Kenzaburo en la que reivindica la literatura de Murakami, especialmente cuando éste toca el tema de las atrocidades cometidas por el imperio nipón contra el pueblo coreano durante la Segunda Guerra. Puede que se trate de una entrevista o de un premio entregado por Oé. Si vos tenés algún datos me sería de mucha utilidad. Espero tu respuesta.

    ResponderEliminar